Elección de las fibras textiles.

La primera labor antes de nada es tener una idea, lo más concreta posible,  de lo que se quiere hacer, qué colores y que materiales van a encajar mejor con el tejido que deseamos. Aquí vemos hilos de lana e hilos de lino ya en las bobinas para urdir.

 

lana merina_opt AATALLER TEXTIL.Bobinas para urdido opt

Puede tratarse de una tela de lana: urdimbre y trama de lana, o con urdimbre de lino y trama de lana, urdimbre de algodón y trama de lana… Cada tela tendría una textura diferente, y acepta el uso y el lavado de forma distinta. Las combinaciones son infinitas.

Pueden utilizarse hilos del mismo color y material o crear variaciones con hilos de diferentes materiales y colores, con lo que se conseguirán telas muy distintas unas de otras.

En la elección de las fibras a utilizar interviene también el uso que se va a dar a la tela. A mi me ilusiona que mis telas sean de uso cotidiano, por lo que cuido los materiales para que sean telas inalterables en el tiempo, si son bien cuidadas.
Toalla en el telar

 

Ahora mismo estoy tejiendo con algodón blanco telas para uso en la casa, tapetes, toallas, caminos de mesa, manteles pequeños para mesas de centro… Iré subiendo fotos para que veáis la variedad de tejidos, dibujos y calados…

Os presento el taller y a la tejedora…

El Taller Textil Alicia Almazán nace de mi pasión por los hilos y todas sus formas de entretejido, desde mi infancia: punto, ganchillo, encaje de bolillos, bordados, tapices, macramé…

Telar manual de alto lizo.

Telar manual de bajo lizo.

Aprendí los principios del tejido de bajo y alto lizo en la escuela «La Madraza» de Málaga en 1984. Allí maestros tejedores provenientes de fábricas ya cerradas de tejidos manuales de Granada, luchaban por conservar un oficio artesano en proceso de extinción, y por transmitir toda su maestría y sus técnicas a personas que después pudieran utilizar esas enseñanzas para practicar este olvidado oficio como una profesión, como una forma de vida casi. De uno de estos maestros tejedores es mi telar.

Es un telar de madera, de cuatro lizos y lanzadera volante, también llamado «telar de tiro», ha sido el más utilizado en la tejeduría andaluza y de todo el país. Comencé aprendiendo con la técnica del tejido y diseño árabes y todas sus coloridas y originales variantes.

Esta pasión de la que hablo, se materializa hoy en los tejidos que salen de los telares.

En un oficio como éste, no se termina de aprender nunca y la evolución lleva a innumerables pruebas y variaciones, tanto de técnicas y diseños como de colores y materiales. El resultado es entonces la forma peculiar que cada tejedora o tejedor va imprimiendo en sus telas, dependiendo del momento y los materiales disponibles, de  su estilo y estética o de las necesidades…

De mi taller salen desde réplicas de piezas antiguas: modelos de toallas, dibujos usados en otros tiempos… hasta nuevos diseños de colores y texturas diferentes, materializados en cualquier tela para uso cotidiano. Tapices y fieltro agujado y húmedo.

Os invito a asomaros a este apasionante mundo de los textiles naturales..