Seleccionar página

La lana acompaña al hombre desde tiempos inmemoriales, y la ha utilizado para abrigarse.

La palabra lana sólo debe utilizarse para denominar el pelo de la oveja. Las otras fibras animales provienen del pelo de ciertas cabras, que por su finura o brillo, llegan a denominarse lanas. También es una fibra animal la seda, pero ese es otro tema.

Conviene hablar de la composición de la lana para entender bien cómo es una fibra tan versátil y confortable. Es una fibra de las denominadas protéicas o albuminoides, por ser esa la sustancia más abundante en su composición, sobre todo en la capa exterior del pelo de oveja. Esa es la diferencia sustancial que tiene con las fibras vegetales, que están compuestas de celulosa.

El pelo de la lana tiene una capa exterior que lo protege, y según cómo están dispuestas las pequeñas escamas que la forman, así será el carácter y el aspecto de cada lana. También es diferente la lana de cada parte del cuerpo de la oveja, o la de una oveja estante (de establo) o una oveja de montaña o trashumante.

La lana de oveja más fina es la lana merina, que procede de la oveja de raza merina. Es la que tiene las fibras mas finas.

Fibras para tejer.

algodón, lana en vellón o hilada, yute, restos de tejidos, rafia vegetal…

Desde que el esquilado, la lana lleva muchos procesos antes de ser utilizada para tejer o fieltrar. El lavado, limpiado de escorias y residuos vegetales, cardado, peinado, hilado y por fin el tejido. He tenido la oportunidad de hacer todo este proceso con la lana de una oveja entera, y es una transformación increíble desde que se ve el vellón recién cortado hasta que se hila o se hace fieltro. Constato que es una fibra muy versátil para la creación textil.

La lana merina es la que utilizo en el telar para hacer chales y bufandas y prendas de vestir de fieltro.

Entre sus más destacadas propiedades y características propias de la lana merina se encuentran:

  • La finura: El grosor de las fibras de lana se mide en micras, que pueden oscilar entre las 15 y las 85 micras. La lana merina normalmente va de 16 a 25 micras. Es muy suave al tacto. No pica la piel.
  • La flexibilidad y resistencia: es resistente al desgarro y admite sin rotura un estiramiento del 30% o 40%; húmeda un 60%. Esta razón hace que no se arrugue.
  • El brillo: también depende de muchos factores, pero va desde el noble, sedoso, de vidrio o mate.
  • Quemada deja una ceniza dura que se desmenuza como polvillo y desprende un olor característico a cuerno quemado. Es la prueba para comprobar la pureza de una lana.
  • Es higroscópica (propiedad de las fibras para absorber o exhalar humedad, según el medio en el que se encuentre.

Su comportamiento ante la humedad o el agua es muy peculiar: Es la fibra más higroscópica de las conocidas, pudiendo absorber un 40 % sin dar sensación de humedad al tacto. Es por esta propiedad por la que la eligen las personas que realizan actividades al aire libre. Aún con presencia de humedad, mantiene el calor del cuerpo. No se pega a la piel, por lo que la piel respira.

Detalle de bufanda tejida en telar manual con lana merina de mecha.

Detalle de bufanda tejida en telar manual con lana merina de mecha.

  • Es un perfecto aislante de la humedad y el frío exterior;

Con frío, retiene aire en el interior de la cámara de aire que crea entre sus fibras y mantiene el cuerpo caliente y aislado, siendo a la vez muy transpirable.

Cuanto más fina y rizada sea la lana, mayor es la cámara de aire que crea entre sus fibras, por lo que resultará mucho más aislante y cálida.

Con calor, absorbe y libera la humedad para mantener el cuerpo seco y fresco.

  • Es antiestática: no acumula electricidad estática como las fibras sintéticas.
  • Antibacteriana y a la vez bactericida: No absorbe los olores ni favorece el desarrollo de las bacterias que causan mal olor entre sus fibras.
  • Hipoalergénica, no provoca alergias. En contacto directo con la piel, favorece la circulación sanguínea.
  • Protege de los rayos ultravioletas (mucho más que el algodón o las fibras sintéticas), por la queratina de la que están compuestas sus finas fibras.
  • Ignífuga, arde sin llama y se apaga sola. Su alto contenido en hidrógeno y agua retarda la aparición de la llama; su punto de ignición es inferior a muchas fibras, por lo que además se hace ideal para su uso en la casa. No se derrite al arder como las fibras provenientes del petróleo; por lo que no provoca quemaduras y en su combustión no desprende ningún humo tóxico, que es el responsable de muchas intoxicaciones.

Cómoda, cálida, esponjosa y confortable como ninguna otra fibra natural y mucho más que cualquier fibra sintética.

CUIDADOS Y MANTENIMIENTO,

Bufanda de fina lana merina morada con lana mecha de colores.

Bufanda de fina lana merina morada con lana mecha de colores.

Fácil lavado y mantenimiento sencillo, porque la lana es resistente a las manchas y, al ser antiestática, no absorbe el polvo. Las prendas de lana se airean después de usarlas para que pierdan la humedad que tuvieran y los olores, para así evitar lavarla en exceso.

Se lava a mano en agua fría, con jabón neutro. No dejar en remojo más de 5-10 minutos. No variar la temperatura del agua bruscamente. No frotar; presionar suavemente bajo el agua y aclarar en abundante agua. No retorcer; dejar escurrir unos minutos y quitar el exceso de agua con una toalla seca. Extender en plano; si se trata de una bufanda o chal, tender en recto.

Observando estas reglas de lavado, las telas de lana merina pueden durar toda la vida.

Seca muy rápido.

No se arruga fácilmente; si hiciera falta planchar, planchar a temperatura media-baja sin vapor.

El mantenimiento también es sencillo.

Coser o arreglar cualquier desperfecto antes de lavar para que no se haga más grande.

Cuando no va a utilizarse por un tiempo, guardar limpia y seca en una bolsa que no sea de plástico. Necesita estar aireada.

USOS.

Después de su casi abandono con la aparición del algodón y las fibras sintéticas, hoy se valora esta versátil y útil fibra.

Es un recurso renovable y sostenible. Biodegradable, en su descomposición al aire libre, libera nutrientes que benefician al suelo.

Las personas que realizan actividades deportivas al aire libre utilizan prendas hechas con lana merina para llevar en contacto con la piel.

Se utiliza para aislar en la construcción y para el relleno de colchones y cojines.

FIELTRO

Una característica exclusiva de la lana es su capacidad fieltrante, osea, la facultad que posee, aun estando sus pelos desordenados, de formar una masa fibrosa imposible de desenredar, mediante la fricción manual en presencia de humedad suficiente y un alcalí (jabón casero), se convierte en una fibra denominada fieltro. Cuanto más fina sea la lana, mayor facilidad para fieltrar.

Espero no haberme extendido demasiado en este tema porque me apasiona; todavía se me habrá quedado alguna cosa en el tintero. Me parece importante dejar claras todas estas cosas relativas a la lana, para las personas interesadas en las fibras textiles naturales.

Os hablaré del fieltro en otra entrada, porque tiene mucho de qué hablar…

 

 

 

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar