Archivo de la categoría: El Taller

Sobre el taller y los trabajos previos y simultáneos al tejido de la tela.

Lana merina para hilar, lana merina para fieltrar, lana merina para tejer…

Muchos meses sin ninguna entrada… continúo donde lo dejé.

Llevo trabajando con el vellón de lana merina todo este tiempo y curioseando sus usos ancestrales y actuales.

hilado manual de vellón cardado.

hilado manual de vellón cardado.

Empiezo con el hilado manual del vellón de lana merina. Primera tarea necesaria para el tejido; posterior al esquilado, escarmenado, lavado, cardado y peinado del vellón.

Siempre he hecho mis telas con lana merina, tanto para la urdimbre como para la trama para el tejido en telar.

Pero el mundo de la lana merina se hace inmenso si se experimenta con el vellón directamente, en todas sus posibles presentaciones: tal y como queda recién esquilado, aún sin lavar y cardar; lavado y peinado, listo para utilizar; en forma de borra (el pelo más fino y más corto de la oveja que está más cerca de la piel), etc.

El vellón, si es de pelo suficientemente largo, se puede hilar con un huso o rueca. Y este es un proceso que requiere de mucha pericia para hacer girar el huso e ir girando el vellón hasta conseguir un hilo lo grueso y torcido que se precise… Hasta aquí todo claro. Ahora viene la práctica.

Una vez picada mi curiosidad con el hilado, traté de conseguir fabricar un huso con las cosas de casa: con un palillo de jugar a los palillos chinos, atravesé una castaña con un taladro manual y ese fue mi primer pequeño huso. Perfecto para empezar. Tiene peso, se puede hilar con él, pero la castaña que utilicé no tiene un volumen regular, por lo que desmonté un carro de madera y con una rueda, hice mi segundo huso. Funcionó mejor. pero ahora pesaba poco. El resto de husos que utilizo están hechos con tabla de pino con un orificio en el centro y palito de madera de haya.

 

Conseguí que no se me cayera el huso al suelo después de varias horas… es cuestión de tesón y paciencia. Ya podía hilar con cualquier huso; ahora tengo varios, todos caseros, pero siempre hay uno que es el preferido…

La idea era hilar mis propios hilos para tejer, con el color y el grosor necesario para la tela concreta que estuviera haciendo en el telar, de forma que ahora voy hilando según quiero la lana y según la voy necesitando; así obtengo colores únicos con la mezcla del vellón ya teñido y con la ayuda de unos cardadores manuales que van peinando y mezclando la lana para ser hilada.

Color albaricoque para hilar a mano.

Color albaricoque para hilar a mano.

Perfecto por ejemplo para hacer una bufanda y no reducir las posibilidades de ir tejiendo según el diseño y no ir adaptando el diseño de la pieza al color y el grosor de la lana de que se dispone, sino al revés: según es el diseño voy hilando el hilo de lana que voy necesitando y en la cantidad deseada. Todo un avance.

He llegado incluso a aceptar la tarea, ingente pero gratificante, que supone lavar y preparar un vellón recién esquilado de una oveja. Digo ingente por lo complidado y a veces engorroso… pero se acepta de buen grado por los resultados.

Tintes naturales e hilado manual con huso.

Tintes naturales e hilado manual con huso.

Y para dar color al asunto, con ella estoy experimentando el difícil mundo de los tintes naturales, con las plantas, hojas, flores, raíces y cortezas de los alrededores del valle en el que vivo. Tipo el vellón y estoy intentando hacerlo sin mordientes químicos! difícil labor… pero este es tema de otra entrada, aunque os adelanto algunos colores…

 

Cuando estás todo el tiempo manipulando el vellón en todos sus procesos,

le acabas cogiendo cariño.

Ahora toca tejer.

hilados-y-por-hilar_opt

Lino, la fibra textil de siempre.

Hoy voy a poner en común muchos secretos de la fibra textil vegetal por excelencia: el lino.

Conocida y utilizada desde los principios de la humanidad, fue la fibra europea por excelencia, con la lana, hasta el siglo XVIII, en que hace entrada en Europa el algodón, que provoca que el lino inicie su decadencia. De su historia volveremos a hablar… Hoy es una fibra muy valorada por su brillo, su suavidad y sus propiedades.

El lino está formado por fibras largas que tienen una capa natural de cera vegetal del que surge un brillo sutil cuando es tejida. Esta gran longitud de sus fibras, hace que las telas de lino no se deshilachen fácilmente. Por eso se utilizan en telas para la casa, toallas, paños de cocina, caminos de mesa, etc.

Fibra muy lisa, hace que el tejido sea muy suave al tacto.

Es una fibra fuerte y con cierto peso, lo que hace que las telas de lino tengan una caída especial y un volumen característico.

El color natural del lino oscila entre el blanco opaco al marrón grisáceo, que depende tanto de la clase de lino como del proceso de preparación de las fibras y del tratamiento blanqueador a que se someta.

Es resistente a insectos, por lo que no es atacado por las polillas.

 

Tejiendo con lino…

Tejer en telar con lino es un poco diferente a otras fibras, y es porque el lino no es una fibra flexible, no se estira apenas, por lo que en el tejido hay que tener ciertas precauciones para mantener la urdimbre lo suficientemente tensa. Pero el resultado es impresionante!

Tela de lino

Una vez convertido en tela, en foulard, chal, vestido… Es importante conocer las propiedades, características y usos del lino llamado textil, del utilizado para el tejido, para poder sacarle el máximo partido y saber de su conservación.

Enumero algunas de ellas, las más importantes:

La tela de lino es muy transpirable. Elimina la transpiración al absorber la humedad corporal..

Absorción de la humedad: Absorbe y libera el agua rápidamente.  es capaz de absorber hasta un 20% de agua sin que por ello llegue a adquirir un tacto húmedo. Por ello se emplea mucho para tejer toallas. Secado muy rápido.

Son tejidos con propiedades antibacterianas, fungicidas, y resistentes a la radiación UV.

Hipoalergénico, no provoca alergias.

Antiestático, no acumula electricidad estática.

Propiedades aislantes: asegura frescor en verano y comodidad en invierno. Es característico de los tejidos de lino cierta sensación de frescura que se explica por ser buen conductor del calor.

Es termo-regulable, se adapta bien al clima.

Además tiene una gran resistencia a la abrasión y a los lavados, incluso en agua caliente, y es de gran durabilidad: «tejidos que duran toda la vida».

La resistencia a la rotura es el doble que la del algodón. Mojado es más resistente todavía.

Al ser un hilo con poca elasticidad, manifiesta una mínima deformación, que se corrige con el lavado y planchado.

Relajante, baja la temperatura corporal y relaja los músculos…

 

Para su uso, el lino…

Es una buena fibra para prendas de vestir e imprescindible en la casa.

En la casa, para uso decorativo (cortinas, manteles, colchas, alfombras, caminos de mesa, visillos…) y para uso diario y práctico (pañuelos, chales y foulares, paños de cocina, tapicería, toallas…)

 

Camino de mesa de lino

Se arruga con facilidad, pero es fácil de planchar en húmedo.

Son telas de secado rápido.

Son tejidos confortables, especialmente para el verano. Frescos al tacto.

No atrae el polvo, por lo que es ideal para el uso en la casa, visillos, cojines, plaids, caminos de mesa, manteles, colchas…

Se vuelve más suave con el uso. Las telas de lino color crudo o blanco, mejoran con los sucesivos lavados.

 

Consejos de lavado-planchado.

Lavar en agua fría, aunque el lino blanco acepta altas temperaturas.

Aconsejo tender al aire libre, a la sombra.

Planchar aún húmedo en todas las direcciones. No es necesario planchar hasta que esté seca la tela; puede colgarse en una percha aún húmeda después del planchado.

A la hora de guardarla para la temporada siguiente, debemos asegurarnos de que la tela está bien seca.

 

Se pueden decir muchas más cosas del lino, pero ya vendrán más entradas…

Toalla de lino con dibujo de uvas.

Textiles de otro tiempo…

                    Parece algo fuera de tiempo, pero técnicas con larga tradición en España, se siguen tejiendo todavía… Somos pocos tejedores que seguimos haciendo ciertas técnicas, a lo mejor debido al trabajo que llevan, o por ser poco conocidas. Aquí esta detallado todo para que no se pierda esta forma de hacer… despacio, sin prisas…

Esto ocurre con esta técnica denominada según la región, la «mota» en las Alpujarras o en Málaga, confite o gorullo gallego y localmente seguro que tiene mas nombres.

Esta técnica puede realizarse en una parte del tejido, como en el caso de toallas, cojines, colchas, o en todo el tejido como en el caso de las alfombras o tapices.

Lo clásico en España es su uso en toallas y ropa de casa, casi siempre en lino y a veces e lana, dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Consiste en utilizar un hilo o varios para realizar un dibujo de forma que se va enrollando el hilo en una aguja o alambre entre cada hilo de urdimbre… Como se ve en la imagen, se van haciendo las «motas» o bucles, según el dibujo, contando bucles y huecos, que irán formando las figuras, cenefas, iniciales, nombres… Yo prefiero buscar piezas antiguas en museos o anticuarios para hacer réplicas exactas de ellas; es una forma de perpetuar la técnica de la forma más fiel. Luego, se puede dejar volar la imaginación…

toalla uvas

Aliciatejedora. Toalla con uvas, técnica mota.

Trabajo de mota en toalla de lino con dibujo de uvas.

Trabajo de mota en toalla de lino con dibujo de uvas.

Toalla de lino de mota o gorullo.

Toalla de lino con uvas, técnica mota o gorullo durante el tejido en el telar.

Y ya terminado el dibujo, falta la otra cenefa y el terminado de vainica.

¡Trabajo impensable en este mundo de prisas!

 El modelo lo he tomado de un muestrario de bordados antiguos, y me parece muy apropiado para la zona donde está hecho, La Rioja, donde vivo y tejo.

Pronto encontraréis la pieza en la web… sigo trabajando con toallas y caminos de mesa… toca telas para la casa.

 Para renovar la casa en primavera.

 Espero que os guste la idea y ya sabéis que puedo hacer toallas o caminos de mesa de encargo con el dibujo que os guste.

Urdir el telar

Proceso de urdido.

Seguimos con el trabajo en el taller… y seguimos por el urdido, que es el proceso por el que se fijan en el telar los hilos de urdimbre, que durante el tejido se cruzarán con cada pasada de la trama.

Una vez elegidos los hilos,  que serán la urdimbre que se enrolla en el telar, ordenados según el diseño elegido, se comienza el urdido propiamente dicho.

Hay diferentes sistemas dependiendo del telar que se utilice, en mi caso utilizo el sistema directo, por secciones, directamente en el enjulio posterior (el rollo posterior del telar). Se enrollan tantos metros como se necesiten, en secciones de 2 cm. hasta llegar al total del ancho de la tela, de forma que cada sección tiene un mismo número de metros de longitud.

Todos estos hilos, están ordenados en par-impar y en ese orden y con la misma tensión, deben llegar hasta el final del proceso.

Urdido1

Ahora se «remeten» los hilos, uno a uno, con mucha atención, por los lizos…                           … y por el peine, en este caso, de ocho hilos por cm., siempre según el proyecto elegido.

remetido por los lizos

pasado por el peine

Una vez pasados todos los hilos, por fin se atan al rollo anterior del telar, desde donde se empieza a tejer… Ya está casi todo para empezar a tejer.

En el atado deben quedar todos los hilos de urdimbre igual de tensos, porque sino, produciría irregularidades indeseadas en el tejido.

Atado de la urdimbre

Y ya, muy impacientes, hay que llenar las canillas para la lanzadera con la fibra y el color elegido, para, por fin, empezar con el tejido…

Hay que preparar varias canillas, con más razón si la tela tiene la trama de varios colores… es un espectáculo todos los hilos preparados…

Canillas preparadas con la lana

            Pues ya solo queda… comenzar a tejer…

            Se puede dejar volar la imaginación…

Elección de las fibras textiles.

La primera labor antes de nada es tener una idea, lo más concreta posible,  de lo que se quiere hacer, qué colores y que materiales van a encajar mejor con el tejido que deseamos. Aquí vemos hilos de lana e hilos de lino ya en las bobinas para urdir.

 

lana merina_opt AATALLER TEXTIL.Bobinas para urdido opt

Puede tratarse de una tela de lana: urdimbre y trama de lana, o con urdimbre de lino y trama de lana, urdimbre de algodón y trama de lana… Cada tela tendría una textura diferente, y acepta el uso y el lavado de forma distinta. Las combinaciones son infinitas.

Pueden utilizarse hilos del mismo color y material o crear variaciones con hilos de diferentes materiales y colores, con lo que se conseguirán telas muy distintas unas de otras.

En la elección de las fibras a utilizar interviene también el uso que se va a dar a la tela. A mi me ilusiona que mis telas sean de uso cotidiano, por lo que cuido los materiales para que sean telas inalterables en el tiempo, si son bien cuidadas.
Toalla en el telar

 

Ahora mismo estoy tejiendo con algodón blanco telas para uso en la casa, tapetes, toallas, caminos de mesa, manteles pequeños para mesas de centro… Iré subiendo fotos para que veáis la variedad de tejidos, dibujos y calados…